La Estimulación Transcraneal por Corriente Directa (tDCS, por sus siglas en inglés) es una forma de neuromodulación no invasiva que implica la aplicación de corriente eléctrica de baja intensidad directamente sobre el cuero cabelludo para modular la actividad eléctrica en el cerebro.

Aquí hay algunos aspectos clave sobre la terapia tDCS:

Aplicación de corriente directa: La tDCS utiliza corriente directa de baja intensidad para modular la excitabilidad neuronal en el área cerebral tratada.

Electrodos: Se colocan electrodos en el cuero cabelludo en áreas específicas.

Objetivos terapéuticos: La tDCS se ha estudiado en una variedad de condiciones neuropsiquiátricas y neurológicas, como el dolor crónico, la depresión, la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular y la mejora del rendimiento cognitivo.

 

Mecanismos de acción: Esta terapia se estima que modula el potencial de acción neuronal y la liberación de neurotransmisores, afectando la plasticidad cerebral.

Duración y frecuencia: Las sesiones de tDCS duran unos 20 minutos, y la frecuencia de aplicación puede variar según el protocolo y el objetivo terapéutico.

Seguridad: La tDCS es generalmente considerada segura cuando se utiliza según las pautas establecidas, administrada bajo supervisión profesional para evitar efectos secundarios no deseados.