La terapia de ondas de choque focal es un tratamiento que implica la aplicación de ondas acústicas de alta energía a través de un aplicador en un área específica del cuerpo. Los efectos biológicos de la onda de choque focal pueden variar según el tipo de lesión o condición médica que se esté tratando.

Algunos de los efectos biológicos observados incluyen:

  • Estimulación de la curación: Se ha observado que las ondas de choque focal promueven la actividad celular y la liberación de factores de crecimiento, lo que puede acelerar el proceso de curación en lesiones musculoesqueléticas.
  • Mejora en la circulación sanguínea: La aplicación de ondas de choque focal puede estimular la formaciónde nuevos vasos sanguíneos en el área tratada (neovascularización), mejorando así la circulación y el suministro de oxígeno a los tejidos.
  • Reducción de la inflamación: Las ondas de choque focal pueden ayudar a reducir la liberación de sustancias proinflamatorias, disminuyendo la respuesta inflamatoria y aliviando el dolor asociado con la inflamación.
  • Descomposición de calcificaciones: En algunos casos, se utiliza para descomponer depósitos de calcio en tejidos blandos, como los tendones, en condiciones como la tendinitis calcificante.
  • Modulación de la actividad del sistema nervioso: Las ondas de choque focal pueden afectar los receptores del dolor y ayudar a disminuir la percepción del dolor.

Estos efectos biológicos se han observado en el contexto de la terapia con ondas de choque focal y suelen aplicarse en el tratamiento de diversas afecciones musculoesqueléticas, como tendinitis, fascitis, espolón calcáneo, lesiones del tejido blando y trastornos relacionados con el dolor crónico.